Contenido de valor o marketing de contenidos: ¿Por qué usarlo?

Una estrategia de contenido tiene un solo objetivo, atraer clientes potenciales mediante contenido de valor que aporte ya sea de manera informativa o educativa a quien lo consume. Ahora, para que este llegue a nuestro buyer persona y a prospectos, lo distribuimos a través de diversos canales digitales. Pero, ¿vale la pena usarlo?

Comencemos dejando algo claro. Cualquiera que sea nuestro negocio hay una verdad irrefutable si queremos aumentar nuestras ventas digitales, estar vigentes y mantenernos en el tiempo, y es el contar con visibilidad online. 
O sea que la idea de estar presente en internet ya no basta, ahora hay que hacer que nos encuentre y ahí es cuando el contenido de valor entra en juego.

Creación de contenido: ¡El puente hacia los clientes!

Acá lo primero que debes tener en cuenta es que el contenido que creas no es para hacer publicidad de tu negocio ni de tus productos, sino de dar a tu público objetivo algo que los involucre contigo, que le genere valor y, de esa manera, tengan de ti una percepción positiva que los lleve a que seas su primera opción a la hora de satisfacer una necesidad. 

Y es que, de este último punto que te decimos es del cual debes partir. Antes de generar contenido en forma, debes conocer las necesidades de tu clientes. A este punto ya debes tener definido tu buyer persona, por lo que conocer cómo compran, por qué lo hacen, qué buscan, para qué lo buscan y demás, deberá ser mucho más fácil.

Ahora viene el reto, ¿cómo tus productos satisfacen esas necesidades? Ahí es donde debes indagar. Con esto claro comienzas la creación de tu estrategia de contenido. Eso sí, teniendo claro que no es vender a la mala o metiendo el producto por los ojos, sino al contrario, llevando todo un proceso en el cual tú muestres cómo ayudas a tu buyer persona. 

Un ejemplo del marketing de contenidos es HubSpot. Ellos venden un poderoso CMR, pero su contenido va enfocado a las necesidades de las empresas, a educarlas y mostrar cómo herramientas como un CMR (ahí viene el gancho de la venta) los potencia, y los lleva a cerrar más ventas. 

Ahora, el contenido no siempre debe ser educativo, también puede ser informativo. Por ejemplo, tú como emprendedor pensando en abrir una tienda virtual, ¿no te interesaría saber cómo pinta la proyección de las ventas digitales en el país? 

Igualmente, puedes crear contenido de entretenimiento o hasta noticioso, todo dependerá de tu estrategia y de cómo quieres crear una relación de valor con tu cliente potencial, porque todo se resume en esa palabra “relación”.

¿Cuál es la intención de la creación de contenido?

La base de la creación del contenido de valor ya te la contamos, pero seamos sinceros, todo negocio sin importar su tamaño tiene un solo objetivo independientemente de la manera en cómo se llega, ¡y es vender!

Por eso la intención de la creación de contenido debe ser esa, pero para llegar a ella hay cuatro (4) pasos que debemos tener claros y es el camino, o sea, el cómo llegar a vender. Y para lograrlo debemos:

  1. Crear vínculos con las personas y conocerlas para saber sus necesidades.
  2. Solucionar problemas desde lo que vendemos o ayudarlas a tomar una decisión.
  3. Comunicar nuestros valores y fortalezas, para posicionarnos como una fuente de información desde nuestro segmento de mercado. 
  4. Posicionarnos en los motores de búsqueda, esto a través de un trabajo SEO.

Si tienes claro estos cuatro pasos debes sumarle un quinto que es indispensable y cero negociable, y es el encargado de crear el contenido. 

Cualquiera no crea contenido, así como si estás enfermo no vas donde cualquier persona. Un experto debe ser el encargado de tu estrategia y ejecución, pues solo de esta manera obtendrás el resultado que buscas. Así que:

  1. El contenido siempre en manos de un experto. ¡No hay que improvisar!

Como tip, déjalo trabajar. Una cosa es dictar un camino u opinar, y otra obligar al que sabe a seguir indicaciones solo por capricho. 

¿Cómo alimentar mi estrategia de contenido?

Teniendo claro que el contenido se crea de la mano de un experto, viene la presentación. El error más grande está en creer que el contenido es un blog repleto de artículos planos. 

Es verdad que los artículos son el pilar de una blog y por ende de una estrategia de contenido, pero hay otros formatos que enriquecen esto y, que sobre todo, se adapta aún más al recorrido de tu comprador y la manera en que lo llevas para que cumpla el objetivo que le has planteado, ¡comprar!

Algunas ideas de cómo alimentar tu estrategia, son: 

  • Imágenes.
  • Infografías.
  • Vídeos.
  • Tutoriales.
  • Ebooks.
  • Presentaciones.
  • Aplicaciones.

Y si todo esto que te acabamos de contar no te convence, quizá este dato sí lo haga. El 78% de los expertos del marketing creen que el futuro para aumentar las ventas y conversiones es el contenido. Si ellos, que son los que están al frente de grandes empresas lo afirman, por algo será, ¿no crees?

Así que solo resta que comiences a planificar tu estrategia y te lances, recuerda que en el marketing y en lo digital no hay acción mala, solo se debe encontrar el cómo ajustarla para lograr los objetivos planteados. ¡Así que vamos a romperla en contenido y ventas!

Qué más debes aprender

Convierte en un crack del ecommerce e impulsa tu tienda virtual.

Llega a más clientes potenciales realmente interesados en lo que vendes.

 

Impulsa tu tienda virtual de la mejor manera a través de contenido práctico.

Dale mayor visibilidad y relevancia a tu tienda virtual en el mundo digital.

Estar en internet no basta, hay que trabajar a diario en optimizaciones y mejoras.

Crece exponencialmente en el mundo digital e impulsa tu negocio.

¿Sigues con dudas?
Escríbenos tu pregunta

OFERTAS

Aprovecha nuestro cupón de $20k